ace ca
 

 
 
 

0Bienvenido, martes 10 de enero de 2006

 

EL PODER DE TU SEMILLA

2 Cor 9:10 “Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,”
Dios no le da semilla al avaro, Dios le da semilla al que siembra. Cuando yo deseo dar una semilla, lo pongo en mi corazón, Dios me la va a dar, porque el da semilla al que siembra. Porque el principio de toda cosecha es la semilla. Dios no da primero la cosecha, Él da primero la semilla, tú no puedes pensar que si Dios te da cierta cantidad de dinero, entonces recién piensas en que tú vas a dar, porque él da primero una pequeña semilla.
El problema de muchos, es que le tienen más fe a un golpe de suerte, que a los principios de la palabra. Oran para ganar la lotería, como si Dios se moviera en esas cosas que sirven para arruinar a la gente o por la suerte, Dios va a obrar dicen muchos, creyendo que es más fácil un golpe de suerte que comenzar con una semilla (una ofrenda voluntaria). Pero todo milagro grande comenzó con una pequeña semilla, aclaro esto, porque lo que quiero es eliminar esa fantasía loca de orar para ganarse la lotería, o que Dios va a matar a un impío para darte su plata, es una locura, Dios no hace eso. Tienes que comenzar desde abajo, observando principios bíblicos, en base a un estilo de vida que agrade a Dios.

 

5 Puntos del Poder de tu Semilla

1. Tienes que tener Fe en la Semilla: Si tú no tienes Fe en tu semilla, no vas a cosechar nada. “….multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,” La palabra sementera, traduce graneros, y Dios va a llenar y multiplicar mis graneros. Tengo que creer que la semilla que doy, tiene la bendición de Dios, y que mi cosecha viene de camino. Tú no siembras en algo que no crees, debes creer que con esa semilla se van a llenar tus graneros.

2. Tú debes esperar recibir: Una de las mayores mentiras es decir que damos sin esperar recibir algo. Todo aquel que da algo, espera recibir algo, que es diferente a un interés egoísta. Imaginémonos un sembrador que sale a sembrar, luego que planta la semilla, le dice al terreno: “_Terreno, no me des frutos, me conformo solo con sembrar en ti la semilla”, sería una tontería.
3. La semilla tiene que ser sembrada: si la semilla no se siembra, no produce nada. Diezmos y ofrendas anotados en cuadernos, no sirven para nada.
4. Tú semilla tiene el Poder de reproducirse en lo secreto: Tú no puedes sembrar y preguntar que pasó con ese dinero. Cuando tú siembras la semilla, pierdes el control de ella. El sembrador sembró, pero la semilla creció sin saber como. Lo único que le debe interesar al sembrador, es que la semilla se sembró en buena tierra. Muchos caen en esto, en decirle al Pastor que quiere que se haga con ese dinero que sembró, arreglar el techo, poner más lindos los baños o mejorar el frente de la iglesia, etc. Debemos dejar en las manos del Pastor ese dinero, saber que es buena tierra y que él va a saber administrar ese dinero.
5. Cuídate de no matar o esterilizar tú semilla: Una de las formas más comunes de esterilizar tu semilla, es con la queja. La mejor manera de fertilizarla es con la Alabanza y la Acción de Gracias. ! Aleluya ¡


PASTOR PEDRO PACHECO

Puedes prepararte en la Biblia, la palabra de dios, a un Nivel Superior en la Escuela de Ministerio “Más que Vencedores” Ingresa en el link Escuela de ministerio, en esta página Web, y al entrar allí, encontrarás todos los detalles para recibir tu licenciatura en Teología , invita a tus contactos y a otros a través de Emails a sumarse a esta bendición en tu nación u otras naciones, gracias otra vez por tu Interés, colaboración y respaldo.